Queimada

En la tierra de la magia y las tradiciones ancestrales, una bebida mística se convierte en un auténtico ritual para los amantes de lo sobrenatural. A mitad de camino entre el fuego y el encanto, la queimada de Ourense despierta los sentidos y envuelve a quienes la disfrutan en un aura de misterio.

La combinación perfecta entre el aguardiente y las hierbas aromáticas revela la esencia de este brebaje gallego. A medida que las llamas danzan y el hechizo se materializa, la queimada rinde homenaje a la riqueza cultural de la región. Cada sorbo es un viaje mágico que transporta a los participantes a un mundo de leyendas y embrujo. Un elixir ancestral que enorgullece el legado cultural de esta tierra encantada de Ourense.

Queimada de Ourense: Ingredientes y preparación

Aquí tienes la receta para preparar Queimada, una bebida tradicional gallega que se caracteriza por ser una mezcla de aguardiente, azúcar y otros ingredientes, que se encienden y se consume mientras se recita un conjuro para alejar los malos espíritus. A continuación, te detallo los ingredientes y el modo de preparación:

Ingredientes:
– 1 litro de aguardiente (preferiblemente de orujo)
– 150 g de azúcar
– La piel de medio limón (sin la parte blanca)
– La piel de media naranja (sin la parte blanca)
– 3-4 granos de café
– Canela en rama (opcional)
– Hierbas aromáticas (como hierbaluisa o menta) (opcional)
– 1 cucharada de café instantáneo (opcional)
– 1 taza de café caliente (opcional)

Modo de preparación:

1. Coloca el aguardiente en una cazuela resistente al calor.
2. Agrega el azúcar, la piel de limón y de naranja, los granos de café y la canela en rama. Si deseas, también puedes añadir hierbas aromáticas como hierbaluisa o menta para darle un toque adicional.
3. Opcionalmente, puedes añadir una cucharada de café instantáneo para agregar un sabor más intenso. También puedes agregar una taza de café caliente en lugar del café instantáneo.
4. Enciende el fuego y calienta la mezcla a fuego medio-bajo, removiendo constantemente con una cuchara de madera.
5. A medida que la mezcla se va calentando, el azúcar se irá disolviendo y los sabores se mezclarán. Continúa removiendo hasta que el azúcar se haya disuelto por completo.
6. Cuando la mezcla esté caliente, retira la cazuela del fuego y enciende una cerilla.
7. Sujeta la cerilla encendida sobre la cazuela y recita el conjuro tradicional de la queimada:

“Mouchos, coruxas, sapos e bruxas.
Demos, trasgos e diaños, espritos das neboadas veigas.
Corvos, pintigas e meigas, feitizos das menciñeiras.
Podres cañotas furadas, fogar dos vermes e alimañas.
Lume das Santas Compañas, mal de ollo, negros meigallos.
Cheiro dos mortos, tronos e raios.
Oubeo do can, pregón da morte;
fuciño do sátiro e pé de coello.
Pecadora lingua da mala muller casada cun home vello.
Averno de Satán e Belcebú,
lume dos cadáveres ardentes,
corpos mutilados dos indecentes,
peidos dos infernais cus,
muxido da mar embravecida.

Barriga inútil da muller solteira,
falar dos gatos que andan á xaneira,
guedella porca da cabra mal parida.
Con este fol levantarei as chamas deste lume
que asemella ao do Inferno,

e fuxirán as bruxas
a cabalo das súas vasoiras, índose bañar na praia
das areas gordas.

¡Oíde, oíde! Os ruxidos que dan as que non poden
deixar de queimarse no augardente quedando así purificadas.
E cando este brebaxe baixe polas nosas gorxas,
quedaremos libres dos males da nosa alma e de todo embruxamento.
Forzas do ar, terra, mar e lume. A vós fago esta chamada:
si é verdade que tendes máis poder que a humana xente,
eiquí e agora, facede cos espíritos dos amigos que están fora,
participen con nós desta queimada.”

8. Mientras recitas el conjuro, inclina la cazuela para que la llama de la cerilla encienda la mezcla de aguardiente.
9. La llama creará un espectáculo de fuego y chispas en la superficie de la queimada. Permite que el fuego arda durante unos segundos para quemar cualquier impureza.
10. Luego, con cuidado, cubre la cazuela con una tapa o un plato para extinguir la llama y apagar el fuego.
11. Deja reposar la queimada durante unos minutos para que los sabores se mezclen y se enfríe ligeramente.
12. Sirve la queimada en tazas o vasos pequeños y disfrútala caliente. Acompáñala con galletas o dulces tradicionales gallegos, si lo deseas.

Importante: Ten precaución al manipular el fuego y asegúrate de hacerlo en un lugar seguro, lejos de materiales inflamables.

La queimada es una bebida tradicional que se suele disfrutar en fiestas y celebraciones especiales en Galicia. Además de su sabor único, es un espectáculo visual muy impresionante. Recuerda beber con responsabilidad y disfrutar de la experiencia de la queimada en compañía de amigos y seres queridos.

Cómo mejorar esta receta de Queimada

Si quieres mejorar la queimada, te doy algunos consejos útiles. En primer lugar, elige una buena selección de ingredientes para darle sabor y aroma. Utiliza aguardiente de calidad y selecciona especias como café, azúcar, cáscaras de cítricos y hierbas aromáticas.

Además, asegúrate de realizar el ritual tradicional de la queimada con cuidado y respeto, encendiendo el fuego y recitando el conjuro adecuado. Controla la temperatura y el tiempo de cocción para obtener una mezcla equilibrada y evitar quemaduras excesivas. Con estos consejos, podrás disfrutar de una queimada auténtica y deliciosa, llena de sabores cautivadores y misterio. ¡Salud!

Leave a Reply 0

Your email address will not be published. Required fields are marked *