Raxo a la gallega

En la tierra de las tradiciones culinarias y los sabores auténticos, un plato emblemático se convierte en un verdadero deleite para los amantes de la gastronomía. A medio camino entre la jugosidad y el sabor intenso, el raxo a la gallega de Lugo conquista los paladares más exigentes.

La combinación perfecta entre la carne tierna y las especias tradicionales revela la esencia de este plato gallego. A mitad de camino entre los fogones caseros y las tabernas acogedoras, el raxo a la gallega rinde homenaje a la riqueza culinaria de la región. Cada bocado es un viaje sensorial que transporta a los comensales a los sabores auténticos de Lugo. Un plato lleno de tradición y sabor que enorgullece el legado culinario de esta encantadora tierra gallega.

Raxo a la gallega de Lugo: Ingredientes y preparación

Aquí tienes la receta para preparar Raxo a la gallega, un plato típico de Galicia elaborado con carne de cerdo marinada y salteada con patatas. A continuación, te detallo los ingredientes y el modo de preparación:

Ingredientes:
– 500 g de carne de cerdo (preferiblemente lomo de cerdo)
– 2 dientes de ajo, picados finamente
– 1 cebolla, cortada en juliana
– 2 pimientos verdes, cortados en tiras
– 500 g de patatas, peladas y cortadas en rodajas
– Sal al gusto
– Pimienta negra molida al gusto
– Aceite de oliva, para freír

Modo de preparación:

1. Corta la carne de cerdo en trozos pequeños o tiras delgadas. Si usas lomo de cerdo, asegúrate de quitar cualquier exceso de grasa.

2. En un recipiente, mezcla la carne de cerdo con los ajos picados, sal y pimienta negra al gusto. Cubre bien la carne con la mezcla y déjala marinar durante al menos 30 minutos en el refrigerador. Si deseas un sabor más intenso, puedes marinarla durante varias horas o incluso durante la noche.

3. En una sartén grande o una cazuela, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto.

4. Agrega la cebolla y los pimientos verdes a la sartén y cocínalos hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.

5. Retira la carne de cerdo de la marinada y añádela a la sartén con la cebolla y los pimientos. Cocina la carne hasta que esté dorada por todos lados y bien cocida.

6. Mientras tanto, en otra sartén aparte, calienta un poco más de aceite de oliva a fuego medio y agrega las rodajas de patata. Cocina las patatas hasta que estén tiernas y doradas por fuera. Puedes sazonarlas con sal y pimienta al gusto.

7. Una vez que la carne esté cocida y las patatas estén doradas, combina ambas preparaciones en la misma sartén o cazuela y mezcla bien.

8. Cocina por unos minutos más para que los sabores se mezclen y se calienten por completo.

9. Prueba y ajusta la sazón si es necesario, añadiendo sal y pimienta al gusto.

10. Sirve el Raxo a la gallega caliente, acompañado de patatas y verduras. Puedes decorar con perejil fresco picado, si lo deseas.

¡Disfruta de este delicioso plato gallego de Raxo! Es perfecto para disfrutar en una comida familiar o como parte de un menú tradicional gallego. Acompáñalo con un buen pan y un vino gallego para una experiencia gastronómica auténtica.

Cómo mejorar esta receta de Raxo a la gallega

Si quieres mejorar el raxo a la gallega, aquí tienes algunos consejos útiles. En primer lugar, elige carne de cerdo tierna y de buena calidad para obtener un resultado jugoso y sabroso.

Marina la carne con ingredientes como aceite de oliva, ajo, pimentón y hierbas aromáticas antes de cocinarla. Asegúrate de cocinar el raxo a la parrilla o en una sartén bien caliente para lograr una textura dorada por fuera y jugosa por dentro. Acompaña el plato con unas patatas fritas o cocidas y una ensalada fresca. Con estos consejos, podrás disfrutar de un delicioso raxo a la gallega, resaltando los sabores tradicionales de Galicia. ¡Buen provecho!

Leave a Reply 0

Your email address will not be published. Required fields are marked *