Fabada gallega

En la apacible ciudad de Lugo, un plato emblemático conquista a todos aquellos que lo prueban. A mitad de camino entre la tradición y el deleite culinario, la fabada gallega se erige como un tesoro gastronómico que enorgullece a la región.

Los fogones cobran vida cuando los ingredientes se entrelazan en armonía. En Lugo, los frijoles blancos, el compango y el chorizo revelan su esencia al fusionarse en este manjar. La fabada gallega es un festín para los sentidos, una explosión de sabores que evoca la historia y la pasión por la cocina regional. En cada cucharada se percibe el amor por los ingredientes autóctonos y la dedicación de quienes mantienen viva esta tradición culinaria en Lugo.

Fabada gallega de Lugo: Ingredientes y preparación

Aquí tienes la receta para preparar fabada gallega, un plato tradicional de la gastronomía gallega que consiste en un guiso de alubias blancas con diferentes tipos de carne. ¡Vamos a cocinar!

Ingredientes:

– 500 gramos de fabas (alubias blancas)
– 200 gramos de panceta o tocino, cortado en trozos
– 200 gramos de chorizo, cortado en rodajas
– 200 gramos de morcilla, cortada en rodajas
– 1 cebolla, picada
– 2 dientes de ajo, finamente picados
– 2 hojas de laurel
– 1 cucharadita de pimentón dulce
– Aceite de oliva
– Sal al gusto
– Agua

Instrucciones:

1. Remoja las fabas en agua fría durante al menos 8 horas o durante la noche anterior. Esto ayudará a ablandar las alubias y a acelerar su proceso de cocción.

2. En una olla grande, vierte las fabas remojadas y suficiente agua fría para cubrirlas por completo. Lleva el agua a ebullición y cocina las fabas a fuego medio-alto durante 10 minutos. Luego, escurre las fabas y desecha el agua de cocción.

3. En la misma olla, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la panceta o tocino y cocínalo hasta que se dore y suelte su grasa.

4. Añade la cebolla y el ajo a la olla y cocínalos hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.

5. Agrega el chorizo y la morcilla a la olla y cocínalos durante unos minutos para que liberen su sabor.

6. Incorpora las fabas cocidas a la olla y cubre todos los ingredientes con agua nueva. Asegúrate de que el agua cubra las fabas por completo.

7. Añade las hojas de laurel y el pimentón dulce a la olla. Remueve suavemente para distribuir los ingredientes de manera uniforme.

8. Lleva la olla a ebullición y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cocina la fabada a fuego lento durante aproximadamente 2-3 horas, o hasta que las alubias estén tiernas y la salsa haya espesado. Remueve de vez en cuando para evitar que las fabas se peguen en el fondo de la olla.

9. A medida que la fabada se cocina, prueba la salsa y ajusta la sal si es necesario.

10. Una vez que las fabas estén cocidas y la salsa haya espesado, retira la olla del fuego.

11. Sirve la fabada caliente en platos individuales. Acompáñala con pan crusty y disfruta de este delicioso plato gallego.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de una auténtica fabada gallega, un plato reconfortante y lleno de sabor. ¡Buen provecho!

Cómo mejorar esta receta de Fabada gallega

Para mejorar el sabor de la fabada gallega, es importante empezar por elegir los ingredientes adecuados. Utiliza una variedad de judías blancas de calidad, como las judías de la granja de Faba Asturiana, y añade chorizo y morcilla auténticos de Galicia para agregar un sabor auténtico. Agrega una pizca de pimentón, comino y otras especias para darle más sabor y aroma. Cocina a fuego lento durante varias horas para lograr la textura adecuada.

Otra manera de mejorar la fabada gallega es presentarlo de forma atractiva. Sirve en un plato grande y rústico con una guarnición de rodajas de chorizo, pan con ajo y cebolla. Añade un poco de perejil fresco para un toque final fresco y sabroso. Servido con una copa de vino tinto de la región, la fabada gallega se convierte en una experiencia gastronómica única y satisfactoria.

Leave a Reply 0

Your email address will not be published. Required fields are marked *